Real Decreto-ley 12/2015, de 30 de octubre, por el que se adoptan medidas urgentes para reparar los daños causados por los temporales de lluvia en la Comunidad Autónoma de Canarias y en el sur y este peninsular en los meses de septiembre y octubre de 2015 (BOE, nº 261, de 31 de octubre de 2015) (Se crea un nuevo Epígrafe 2.2.8. 4. Reducciones por catástrofes naturales):

En el marco de una disposición de “extraordinaria y urgente necesidad”, presupuesto habilitante para emitir un Real Decreto-Ley (artículo 86.1 de la Constitución Española) y siguiendo la pauta de múltiples disposiciones anteriores con ayudas y medidas para hacer frente a catástrofes naturales, en este caso, inundaciones en las Islas Canarias y otras zonas españolas, se conceden diversos beneficios fiscales para las zonas afectadas, por ejemplo, en materia de Impuesto sobre Bienes Inmuebles respecto de los inmuebles dañados.

BANNER-ASESORIAS

En particular, interesan los beneficios fiscales mencionados en los artículos 10.7 y 11 de este Real Decreto-ley.

En el artículo 10.7 se declaran exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, IRPF) las ayudas por daños personales otorgadas en los supuestos reconocidos en el Real Decreto-Ley.

Por último, el artículo 11 introduce la posibilidad de que, mediante Orden ministerial, se introduzca una reducción de los rendimientos netos declarados en estimación objetiva en el IRPF y de las cuotas declaradas en el régimen simplificado del IVA durante el ejercicio 2015, para las actividades agrícolas y ganaderas de las zonas afectadas por las inundaciones.